Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

viernes, 21 de junio de 2013

Naturaleza del verso.


 
Blanca arena movediza
sobre la cual
traviesas yemas caminan,
esperando hundirse al fin
en la compleja profundidad
de los deseos

Oscura mata ondulante

bajo la cual
el sincero olfato transita,
ansiando regocijarse quizás
en la aromática atmósfera
de las emociones

Colorida entrada bilabial

hacia la cual
ingresan significados silentes,
buscando amerizar de pronto
en las calmadas ondas
de los pensamientos

Temeroso amor, pudoroso verbo,

de quien pide permiso para el amerizaje
y aprovecha para salirse del margen;
de quien se siente ajeno a este mundo,
pero muy uno contigo...
al transitar por la mata,
al caminar en la arena.
 
Daniel Yupanqui Aznarán

9 comentarios:

  1. Me ha resultado muy bonito, felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Juan Carlos Muñoz22 de junio de 2013, 11:43

    Me ha encantado de veras.SALUDOS

    ResponderEliminar
  3. Preciosa ensoñación, el sosiego se palpa en cada palabra. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bello, te transporta.
    Felicidades Daniel.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo he dicho una y muchas veces, no soy mucho para los poemas. Una reflexión interesante que yuxtapone la arena con los deseos y como prevalece en nuestras vidas. Muy bueno Daniel, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Bella composición, bien engarzada. Buen trabajo y mejor resultado.

    ResponderEliminar
  7. el amor y el deseo mezclados, con cierto dejo de picardía, lindo poema! Saldos!

    ResponderEliminar
  8. Hermoso poema que te desnuda subjetivamente. Felicitaciones.

    TRINA

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, Me gustó bastante, un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs