Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

viernes, 21 de diciembre de 2012

NAVIDA (D)

La letra D queda excluida por ahorro y, por acercarme más aun si cabe a los que al hablar no la utilizan habitualmente.

Lo dicho. ¡Qué Navidá! ¡Qué follón! ¡Qué gastos!¡Qué despilfarro! ¡Qué desequilibrio!
 
Hacia el portal de Belén, va un dietista y su enfermera.
 
Pa´decirle a San José que racione la comida.
 
Ande, ande, ande, haga ejercicio. Ande, ande, ande en la Noche Buena.
 
Los palestinos lanzan piedras, los judíos se las quedan. A este paso acudirán a negociar con tirachinas.
 
Ande, ande, ande, haga ejercicio. Ande, ande, ande en la Noche Vieja.  
Ande, ande, ande, y vuelva a caminar si quiere verse fino al terminar la Navidad.
 
¿Qué hace mi cuñado cantando villancicos? Pero si es ateo, agnóstico y de Logroño.
 
¡Qué Navidad! En el roscón de Reyes me toca la sorpresa y cual no será la mía al ver que se trata de una figurita de Urdangarín ¿Qué pasa, que tengo que pagar yo los roscones rotos?
 
No es la primera vez que les falla un paje a los Reyes, que ya vieron de qué pie cojeaba el otro que se fue. Pero lo que no puede ser es que el paje de ahora se lleve los juguetes que los Reyes tenían para los niños. Pero faltan más sorpresas, falta el paje negro.
 
No, es que me rondan unas cosas por la cabeza. Además, desde que tomo cápsulas de aleta de tiburón nado mucho mejor.
 
No dejo de pensar en que si a los que nos iniciamos en lo laboral a los 14 años, el gobierno nos ha puesto la jubilación a los 67, los jóvenes que a los 30 aun no han encontrado trabajo ¿A qué edad les pondrán la jubilación?
 
Me desconciertan los políticos. Prometieron en la Constitución cosas que sabían no iban a cumplir.
 
En cualquier caso, siempre será mejor estar a dos velas que entre cuatro.
 
Y es que estoy en una edad crítica, hasta los jóvenes critican nuestros actos, entre los que ellos mismos se encuentran.
 
Me parece una solemne tontería decir: “Tengo una luz interior” porque en la oscuridad todos ellos encienden una.
 
También reconozco mi grado de torpeza, son varias veces ya las que he tropezado con mi propia sombra.
 
Bueno, aun es más original lo de mi cuñado, el de Logroño. ¿Recuerdan?
 
Fue a la fiesta del día del orgullo gay, porque dice sentirse muy orgulloso de ellos.
 
Siempre hemos sido contradictorios y poco es lo que parece ser. Madrid, por ejemplo, es la Capital del “Reino desunido” donde tenemos un Rey republicano, dicen los que suelen decir.
 
La gente dice ser feliz mientras busca. Pero la pregunta es: ¿Está contenta con lo que encuentra?
 
Mi padre sí que fue un hombre de futuro. O heredas o te alquilo el Buckingham Palace para tu boda. Me va a costar un dinero, pero el mundo se volverá loco para saber quien eres. Y yo, que soy un pesimista recalcitrante, vamos, ni con una pistola en la sien, -mil, para los graciosillos- podría decir en voz alta que tiempo pasado fue peor. ¡Era más joven! ¿Te parece poco?
 
En cualquier caso estoy escribiendo un libro que va a ser un Best Seller, como Peter. Mi cuñado, el de Logroño, ha publicado uno: Cómo sobrevivir a los chinos y lo está vendiendo como churros en las tiendas de chinos a mitad de precio.
 
Cómo ser monologuista sin que se rían de ti. Dos de cada diez españoles es monologuista, eso hacen un total de diez millones de monologuistas. Con que venda la mitad me sirve, ¡son cinco millones de libros! Vamos, más que Cervantes. Sí, todos sabemos quién es el Quijote, pero en casa tenemos a Sancho Panza.
 
Bueno si, los bajitos siempre decimos que sobran altos cargos.
 
¡Malditos relojes de lujo! El destello de los brillantes no te deja ver la hora.
 
Los violinistas son los animales menos dañinos que existen, es imposible que una persona que toca un violín pueda hacer daño a nadie.
 
De pequeño, todas las tardes para merendar, me comía una palmera, de manera que no es de extrañar que ahora no las haya ni en el desierto.
 
Porque díganme ustedes ¿Qué sería de TVE sin Anne Igartiburu? Pues que tendría que cerrar. Todos los programas, menos el telediario, los presenta Anne, hasta las campanadas de Anne Nuevo.
 
No les digo más.
 
Manolo Royo.
 
 

7 comentarios:

  1. Muy bueno. Da gusto reirse en estos tiempos

    ResponderEliminar
  2. Sin lugar a dudas es el relato que más me ha gustado. Es maravilloso a día de hoy poderse reir, y más en esta atípica Navidad. Gracias Manolo Royo.

    ResponderEliminar
  3. No es que esté mal la sátira, pero creo que se ha quedado corto en ella, yo esperaba algo más aguzado e incisivo, ya que materia hay para vender y dar fiado.
    Tocayo, hay que dar caña
    y mojarse en Navidad,
    puesto que en la realidad
    ya vemos como está España.
    El filo de la guadaña
    se está usando últimamente
    y un gran numero de gente
    bien de lleno le ha tocado;
    y un buen tasajo le han dado
    y del dolor se resiente.

    ResponderEliminar
  4. Es una excelente sátira de la vida, con todas las cosas que solemos ver en estas Navidades (aunque no soy de España). Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  5. A tu estilo, Manuel. Dando caña, con un punto de humos para camuflarla, de manera que la entienda la gente inteligente. Vaya, como lo hacían en 'La Codorniz': Una revista audaz, para gente inteligente.
    Mucha mierda para el próximo año.

    ResponderEliminar
  6. No podíamos esperar menos de una persona como tú.
    A pesar de la ironía y el sarcasmo que muestra tu relato, cuánto pesar conllevan tus palabras. Imagino que dolor por ti mismo y por todos nosotros que nos vemos envueltos en estas miserias. De todas las maneras, agradezco tu esforzado intento por arrancarnos una sonrisa, en estos tiempos tan duros.
    Felicidades Manuel y muchos éxitos futuros.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs