Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

martes, 22 de abril de 2014

El circo embajada de la libertad.



Ciudad ambulante impregnada de ilusión y alegría, donde se evoluciona cada día en busca del más difícil todavía, mezcla de culturas, esfuerzo y altruismo al servicio del espectáculo.


Mucho antes de la que mujer fuera aceptada en la sociedad, como igual al hombre, mucho antes de que tuviera derecho a votar y a trabajar ya lo hacía a diario en el circo como bailarina, trapecista, alambrista, doma, partener o malabarista y, en muchísimas ocasiones siendo la estrella del espectáculo. Las gentes del circo tienen animales de compañía como tú tienes perro, gato o un canario, y tenlo por seguro que muchísimo mejor cuidados que los tuyos, al igual que tú consigues que tu perro tras decirle Sit, se tumbe, en el circo consiguen hacer un espectáculo de ello, demostrando no solo su habilidad sobre el caballo, si no su doma paciente desde cachorros haciendo que el más fiero de los leones parezca un animal doméstico. Y créeme que lo son. Estas fieras tienen más controles que las tuyas. Las autoridades a través de la Guardia Civil (Seprona), veterinarios y los cuidados que reciben en el circo son, puedes estar seguro, mayores que los que recibe cualquier otro animal del planeta por el hombre.

No compares al tonto de baba que trae un cocodrilo sin papeles y cuando crece lo echa a la alcantarilla, ni al pirómano que destruye un monte ni al insolente que le pega una patada a un perro. Los animales del circo nunca reciben malos tratos. ¿Crees que alguien puede ocasionar malos tratos a un elefante? ¿Piensas que los payasos vacilan con los leones o se ríen de las rayas de los tigres?

Sufren las personas más ataques por perros en un solo año en España, que por todos los animales de todos los circos del mundo a lo largo de la historia.

No sufras, porque ellos tampoco lo hacen.
Por cierto ¿Sabes cuantos pájaros vuelven a su jaula tras ser puestos en libertad? Los animales del circo no dejan las calles impregnadas de excrementos sin recoger ni molestan a sus vecinos.

Se libre, y piensa por ti, solo se trata de una moda. Pero no olvides que es más fácil que te contagie la gripe una gallina desde China a que te ataque un animal del circo de la esquina. 

Manolo Royo.



















(Humanista y humorista)
 

2 comentarios:

  1. Jaja! Esta muy bueno, Manolo, más con la cantidad de gente delicada que nos rodea con "los derechos de los animales". La verdad es que los hombres y los animales hemos tenido una relación complicada, desde siempre. Y existen cosas que serán difíciles de cambiar por más ruido que se haga. Que viva el circo. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Es una de las cosas más bonitas que hay. Allí ves que con esfuerzo y sacrificio se pueden superar las más grandes dificultades.De ellos tendrían que aprender muchas personas.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs