Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

martes, 22 de abril de 2014

El amor en la primavera.










Que el amor todo lo puede
es de todos bien sabido,
que el amor todo lo vale
es por todos conocido.

Que el rojo de la sangre se altere
entra dentro de lo permitido,
que por la noche esté sumido
en una selva de quereres,
consiguen que no esté prohibido
devolver amaneceres
que de goce estén servidos.

Mira corto y siente alto,
siembra pasión sin desencanto,
ama mucho y sin descanso,
duda poco y sin sobresalto.

Es tu vida y tu alegría la que te juegas,
sin dejar un solo día y sin que te acuerdes
de lo tristes que fueron los atardeceres
que siguieron viniendo a ti como en una tromba,
a cobrar esa deuda que contrajeres,
a vagar tu alma sus otros quehaceres,
a pagar con tu risa la mala sombra.

Es ahora, en primavera,
cuando más se echa de menos,
cuando más se extraña y se espera
la calidez del pecho ajeno,
la amplitud de sus caderas,
el perfume de sus besos.

Quien no tenga sangre ahí,
quien no sienta esos desmayos,
quien no vibre por querer seguir
y olvidar el desencanto
de este invierno desmayado
y vivir y transgredir
lo que estaba ya pactado,
pues amar, poder reír,
eso es todo lo esperado,
queda todo por vivir,
queda todo lo soñado.

El amor en primavera
asoma mejor dotado,
consigue logros que nadie espera,
abarca limites insospechados,
por eso quiero perder el miedo
en eso espero, hallar los vados,
que me permitan por las veredas
hacerlos míos, saltarme reglas,
degustar lo que no he probado.

Después de haberlo leído,
después de haberlo disfrutado,
os invito a conocerlo
y darlo por bien hallado,
que no es poca la destreza
de aquel que os lo ha mostrado,
que es de bien agradecidos
agradecer lo regalado.


                                                       copyright © faustino cuadrado
                                                       


6 comentarios:

  1. El amor de primavera, esquivo y escurridizo, debemos buscarlo y tiene buena suerte el que lo encuentra. Hermoso poema, gracias por tus palabras Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, Es una suerte encontrar el amor en primavera, pero aunque lo encuentres antes, ahora es el momento más hermoso para disfrutarlo. Un saludo

      Eliminar
  2. Ya dicen que la primavera la sangre altera, las hormonas se revolucionan y se busca sin querer ese amor. Y si se ha perdido, la melancolía nos ataca y no tenemos más remedio que esperar a que un nuevo amor llegue hasta nosotros.
    Muy bien descrito en tus hermosas palabras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, bien es cierto lo que dices. El amor, simplemente, para bien o para sufrir. Muy amable por tus palabras. muchas gracias

      Eliminar
  3. Muy hermoso.....

    Cristian

    ResponderEliminar
  4. Hay que disfrutarlo cuando lo tienes, ya que no dura para siempre, buen poema, Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs