Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Sentimiento interior.




Mis ojos ahora no distinguen

tan bien como distinguían,

ni mis oídos ahora captan

pláticas ni melodías.


Ahora resuenan en mi interior

con energía y enorme claridad

esos gritos... apagados,

de niños que al no poder disponer

de alimentos, vacunas y medicinas,

agonizan abandonados.


Igual de fuertes resuenan los gritos

de los pueblos por el hambre

masacrados,

con esas guerras sin fin

van huyendo de la muerte,

de la escasez de lluvias y pérdida de

sus ganados, que allá donde viven

se encuentran desarraigados.


Y los miles de ancianos que después

de larga y sufrida vida de trabajo

llena de privaciones ahora se ven

relegados y les invade la tristeza al sentirse

abandonados,

y ante su grave enfermedad hartos de tanta

injusticia agonizan de soledad.


Ahora ha cambiado la vida con la crisis,

los parados no pueden subsistir,

personas que perdiendo sus hogares

son arrojadas a la calle

y muchos de nuestros hijos han regresado

al hogar, donde los padres son de nuevo

la piedra angular.


Son tan generosos que además de compartir

sus pensiones,

pan y ahorros noche y día sin cesar,

piden al Dios de los Cielos que nos

vuelva a años atrás.
 
 
Mariano Padilla Bayonas.
 
 

11 comentarios:

  1. Una dolorosa denuncia, pero llena de fuerza. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariano Padilla Bayonas28 de septiembre de 2013, 11:55

      Gracias, Mi pensdamiento es que la mayoría de las poesías deberían estar basadas en la ficción; muy pocas (casi ninguna) en la realidad y ninguna en lo que se denuncia en esta

      Eliminar
  2. La verdad es que la crisis del 2008 (de la cual España y el mundo sufre sus secuelas todavía) no va a mejorar por el tiempo por venir. Añorar el pasado no nos sacará de esto, y la humanidad debe proseguir, sea que haya igualdad social o no. Muchos caerán antes de que termine esta crisis, esperemos que no demasiados. Es una buena denuncia, pero las palabras a veces no logran extenderse al dolor de la realidad que nos rodea. Gracias por tus palabras, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariano Padilla Bayonas1 de octubre de 2013, 1:06

      Gracias Carlos por tu comentario, pero el contenido del poema daría tema para un diálogo largo y tendido.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Que ironía. A los que siempre se les pidió, ahora se les vuelva a pedir, y si protestan, se les quita con mayor saña. Algún día tendremos que rendir cuentas por nuestros actos. Socialmente intachable. Buen trabajo

    ResponderEliminar
  4. Mariano Padilla Bayonas1 de octubre de 2013, 1:29

    Es una denuncia a lo que está sucediendo y una de las cosas es que los hijos obligatoriamente tienen que recurrir a los padres que son los únicos que no les van a negar la ayuda, los que se sacrificaron, se sacrifican y seguirán sacrificando por ellos que mas tarde reciben como pago el abandono. Es cierto, algún día se rendirán cuentas.
    Gracias Faustino por tu comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariano Padilla Bayonas1 de octubre de 2013, 1:38

      El pago por la ayuda recibida...se ve en la imagen

      Eliminar
  5. Críticas como esta nos abren los ojos ante cosas que, o presenciamos todos los días, o ni divisamos. Todo lo que queda después es silencio... pero gracias a poetas como tú, Mariano Padilla, lo recordamos, y lo pensamos, y nos preguntamos... ¿y qué hacer ante toda esta desgracia e injustícia? y de ti aprendemos que, como poco, denunciarlo.

    Un abrazo,

    María José Cabuchola Macario

    ResponderEliminar
  6. Mariano Padilla Bayonas4 de octubre de 2013, 0:31

    Gracias por tu comentario María José, Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hay que hacer cambios radicales en los gobiernos, y en nuestras conciencias para que podamos avanzar como humanidad de lo contrario estamos destinados la exinción, buena poema reflexivo. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Mariano Padilla Bayonas10 de octubre de 2013, 21:21

    Gracias Juan por haberme leído; yo creo que lo que tendría que cambiar sobre todo es la conciencia de la gente, ya que sin conciencia nada funciona... no funcionan los gobiernos...no funciona la familia... no funciona la pareja... no funciona nada. Pero eso es lo que hay, hay de todo menos conciencia.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs