Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

sábado, 8 de junio de 2013

Reportaje de las firmas en la Feria del Libro de Madrid, el 05/06/2013. Stand 118. Librería La Marabunta.

          Como os prometí a todos —los lectores de la Revista—, he de confesaros que es la primera vez en mi vida, que "vivo" la Feria del Libro desde otro prisma muy diferente.
 
          Cubrir el reportaje de la firma de estos dos escritores, desde luego que ha sido todo un reto personal para mí.
 
          La mañana del miércoles 5 de Junio amaneció soleada en Madrid; como cada día me dispuse para ir a la formación que estaba recibiendo para trabajar en Bankia. Todo en un principio parecía normal; todo, menos el "come-come" que sentía en mi interior ese día.
 
          Tenía mil dudas de si ir o no a cubrir el evento; por una parte sentía una enorme responsabilidad de ir y no fallar a esos escritores y por consiguiente, no fallar a ediciones Carena; pero por otra parte el miedo, el cansancio y sobre todo el no estar a la altura de hacerlo bien, hizo que por un instante dudase.
 
          Pero... ¡No podía! Tenía que estar, y no por obligación, ¡no!, sino porque realmente quería.
 
          Levantarse a las 5:00 de la mañana todos los días, os aseguro que pasa factura. Salí de la formación a las 15:00 de la tarde y llegué a mi casa a las 16:30. Tan solo me dio tiempo a comer algo rápido, contestar algunos correos pendientes, e intentar acicalarme para estar "presentable" ante sendos escritores, —que estuviera o no, no lo sé—.
 
          Salí de mi casa sobre las 17:30, sabía que iba con el tiempo justo para ir a la Feria, pero era imposible de otra manera.
 
          Camino a la estación de Pozuelo de Alarcón, para coger el tren hacia la estación de Atocha, el corazón me latía rápidamente, y sin cesar me preguntaba. ¡Qué hago yo aquí! ¡Qué voy a decir cuando les vea! ¡Cómo me voy a presentar!


          Ya de camino a la feria y entrando por el Retiro, me compré una botella de agua, —30º grados a esa hora es sofocante— para mitigar el calor que hacía. Miré el reloj, eran las 18:30 y Jesús San Gil, se iba a las 19:00. No es que fuera corriendo —¡No!—, es que iba andando tan rápido que la gente se iba apartando por donde ésta reportera intrépida iba pasando, para no verse embestido por una mujer Tauro, que en ese instante parecía un desbocado "Miura".

          Todo el cansancio que tenía, desapareció cuando llegué al Stand y vi a Jesús con ese brillo en los ojos, que tienen los escritores cuando están disfrutando de un momento que no deja de ser especial.

          Os juro que ya no sé que dije, ni como lo dije, ni como me presenté, solo sé que al rato estaba dentro del stand hablando con Jesús y con Gema —que acababa de llegar en ese instante—.
 
          Vivir la Feria del Libro desde dentro de un stand, no tiene parangón, a como yo lo había vivido hasta ahora. Discrepo conmigo misma, porque no sabría deciros quien estaba más feliz, si ellos, que iban a firmar los ejemplares de sus obras, o servidora por verles tan radiantes.
 
 
          El ambiente "de buen rollo", que había en el Stand era inigualable. En seguida todos empezamos a hablar como si nos conociésemos de toda la vida. 
 
          El público se volcó de una manera admirable, comprando libros; y ésta reportera tuvo que tragarse por un instante sus lágrimas al sentir tanta felicidad compartida.
 
 
 
 
          Tengo que agradecer a Miguel (La Librería Marabunta), que me dejase entrar dentro del Stand y poder experimentar lo que allí sentí.
 
          Y sobre todo a Jesús San Gil y a Gema Theus, por haberme permitido realizar estas fotos, que ahora todos podéis ver, en las que se puede "respirar" el buen ambiente que hubo.
          Esas sensaciones de miedo, respeto, temblor y pasión; se volverán a repetir el próximo 12 de Junio en el Stand 118 de la Librería, La Marabunta; a las 18:00 de la tarde con Víctor Charneco (Devuélveme a las once menos cuarto) y a las 19:00 con Esther Ginés (El Sol de Argel); espero que ambos me permitan disfrutar de una tarde tan mágica e inolvidable como la del pasado 5 de Junio.




          Invito a todos los lectores de La Revista de Todos, —que sé, que son muchos los que desde Madrid, nos leen—, que compartáis conmigo una tarde llena de emociones, en la que además de comprar ejemplares firmados por grandes escritores y mejores personas; también podréis poner un rostro a ésta intrépida "reportera" que dirige y escribe —o eso intenta—, en La Revista de Todos.
 
 
          No puedo despedirme sin dar las gracias a ediciones Carena, por permitirme el lujo de pasar una tarde inolvidable.
 
          Eva Mª Maisanava Trobo

3 comentarios:

  1. Gracias por tu estupenda y entusiasta crónica, Eva, y por apoyar a estos magníficos autores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esther. Si nada me lo impide estaré contigo el próximo 12 de Junio acompañándote. Besotes.

      Eliminar
    2. Gracias Eva, eres una excelente persona. Me alegro de conocerte.

      Gema Theus

      Eliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs