Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

martes, 21 de mayo de 2013

Unos ojos sentidos





  Por Faustino Cuadrado
(una balada de amor y su música en mis oídos)
                                                     

Mujer de oscuros ojos
que a mi puerta llamaste un día,
permíteme, vida mía,
que me clave  en el suelo de hinojos,
para decirte, te amo,
para quererte a mi antojo.


Mujer dulce y de rostro hermoso,
que llenas con tu presencia
la desnudez de mi entorno,
imploro por tu retorno
calmando así, mi impaciencia


Mujer de labios sensuales,
que hablas con voz bajita
y con voz queda, al alma
que aunque parezca estar quieta,
que aunque parezca estar calma,
no puede apagar ese fuego,
que lo que toca, lo abrasa.


No puedo dejar de mirarte,
me muero por abrazarte
y tu deseo, obtener,
con toda mi alma y mi ser,
el tiempo que haga falta, esperarte,
muy triste al amanecer,
por no poder encontrarte,
en mi lecho, en mi parte.


Mujer de pelo encrespado,
que azora mi voz y mi temple,
que hace que en su presencia, tiemble
por mi deseo, desesperanzado,
a todas luces, quebrado,
por no sentirte en mi mente,
por no tenerte a mi lado.


Por lo tantas veces expresado,
se me convierte en terrible,
vivir con este legado,
de amores imposibles,
por los que hemos pasado.


Tu cuerpo es letra y es música,
canciones hechas sentido,
aquello que hemos vivido,
aquello que nos despierta,
la sensualidad, lo prohibido,
aquello que me interesa,
aquello no permitido,
aquello que me atraviesa,
el corazón y el sentido,
toda la vida y mi entereza
mi realidad, el verme afligido,
la tibieza de tus manos agradecido,
la ternura y la certeza,
de saberme por ti querido.


El temido dolor y su agonía,
arrastra mi desconsuelo,
saber que puedo y no suelo,
paliar mi melancolía,
del modo que la sentía,
de mi dolor y mi duelo,
por perderte, vida mía,
por vestirme en el desconsuelo.

 
   
                                                 copyright © Faustino Cuadrado

24 comentarios:

  1. El amor convertido en poesìa, vivencias plenas y desgarro. El corazòn herido, es como un manantial de inspiraciòn para expresar lo que en el poeta no existe: los secretos. Felicitaciones.

    TRINA LEÈ DE HIDALGO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trina. El corazón es la parte más fuerte del cuerpo cuando se ama, y la más débil cuándo se pierde en el amor, también es lo que nos mueve a cada segundo.

      Eliminar
  2. Bien reflejada la sensación de frustración por culpa de ese amor truncado. Un trago amargo pero intenso el que nos brindas.

    ResponderEliminar
  3. Es una parte más del aprendizaje de la vida. Tenemos que estar preparados para todo. Gracias Juan.

    ResponderEliminar
  4. acostumbrada a tu prosa, me ha sorprendido con la lírica. Musicalidad, se le podía poner música. Un gran poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos intentarlo todo, Nurya. Hay que arriesgarse, si luego sale mal o no tan bien como uno desea, pues a otra cosa...Y la música me parece una buena idea, espero que alguien me de pistas. Muchas gracias como siempre, por tus comentarios tan favorables.

      Eliminar
  5. Faustino me quito el sombrero, ¡olé! poema, hacía tiempo que no leia un poema tan bien estructurado, compuesto, definido y con tan buena rima...me ha encantado, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuela. Me ha producido un inmenso placer tus comentarios. Que las personas elogien así tus palabras, deben llenarle a uno de orgullo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias María del Carmen. Celebro que te haya gustado y que lo hayas calificado de la forma en que lo has hecho.

      Eliminar
  7. Juan Carlos Muñoz22 de mayo de 2013, 22:54

    Muy profundo Faustino, me ha encantado.SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Carlos. Viniendo de alguien tan experto como tú en los sentimientos poéticos, es un honor.

      Eliminar
  8. Me gusto mucho... un poema muy bueno...
    Manuel Barranco Roda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer saludarte y darte las gracias por tus comentarios, Manuel. Encantado de que te haya gustado.

      Eliminar
  9. Un poema, que nos va llevando por esa historia de amor, de pasión, de nostalgias. Me gustó saludos!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Juan, estoy muy satisfecho porque te haya gustado el poema. Muy amable por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Coincido con Nuria en que se le podría poner música y la canción seguramente sería un éxito de ventas. Tiene todos los ingredientes : melancolía, pasión, amores truncados...

    ResponderEliminar
  12. Gracias Gontxu. La poesía con la música forman el tándem perfecto. Cuando lo vuelva a leer, lo haré acompañado de alguna bella melodía. Son muy gratificantes tus comentarios. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Una profunda reflexión acerca del amor, pero del tipo melancólico y del que se desvanece. Se como se siente, más de lo que desearía. Gracias Faustino.

    ResponderEliminar
  14. Pues entonces, amigo Carlos, ya somos al menos dos los que nos cuestionamos le bondad de estos momentos. Duele y lacera el corazón cuándo ocurre, sin ninguna duda. Un grato saludo para ti.

    ResponderEliminar
  15. El amar y no poder, el desear lo que ya es impalpable. Ese es la cara B del amor. Hermoso y melancólico, me hiciste soltar un largo y entrecortado suspiro. Es... poesía en estado puro.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Sylvia. Viniendo de una persona tan sensitiva como tú, es un placer y un privilegio tu opinión. Me alegra mucho que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  17. Me gustó mucho Faustino, la melancolía del amor y el amor hecho melancolía. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias José. Si no fuera por lo que se sufre, podríamos decir que la melancolía es absolutamente necesaria para conocer realmente el alcance del sentimiento.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs