Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

martes, 21 de mayo de 2013

Aquí, sentada en la orilla…


 
Aquí, sentada en la orilla
con los pies descalzos
en la arena mojada,
aquí dónde las huellas desaparecen
siempre detrás de mí,
cierro los ojos
y siento el aroma del mar
cuando la brisa suavemente
acaricia mi piel.
Aquí, sentada en la orilla
con los pies descalzos
y con los ojos cerrados,
escucho su eterna melodía
que me envuelve y me deleita
al ritmo que se le antoja,
según la fuerza con la que quiera entrar en mi vida
y que siento como mía en lo más profundo de mi corazón.

Aquí, sentada en la orilla,
ahora mismo sé que todavía estoy viva.......
 
 
Menchu Regueiro Iglesias. 2013

20 comentarios:

  1. Muy lindo. Yo vivo en una ciudad de playa y me ha recordado hace cuanto que no voy hasta la orilla del mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya recordado el mar...Gracias por tu comentario.Un saludo.

      Eliminar
  2. Qué sugerente. Yo al contrario que Gontxu, tengo el mar lejos, pero tu poema me ha transportado a una playa, y he sentido cómo la arena húmeda se pegaba a los bajos de mi pantalón y cómo los lengüetazos agonizantes de las olas empapaban mis pies desnudos. Gracias por permitirme viajar allí esta noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haberte transportado a la playa y que hayas sentido lo que yo he querido transmitir. Muchas gracias por tu comentario Juan.

      Eliminar
  3. El mar fuente de inspiración interminable, y he aquí la prueba. Una preciosa poesía que invita al sosiego y la meditación. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sylvia, eso sentía cuándo escribí, paz, meditación..Un abrazo.

      Eliminar
  4. la orilla, el mar, el sonido, la soleda...imágenes muy bien creadas en este poema. Sensible y bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria, muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar
  5. No hay nada como dejar que la imaginación y la mente viajen cuando las olas y el mar te acompañan. Para mí, es el lugar de inspiración más fértil y emotiva que puedo tener. Me solidarizo con tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Faustino, ahí estamos de acuerdo, el sitio dónde mejor me encuentro para pensar, sentir, recordar, es cerca del mar y si es paseando por la orilla y sintiéndo el agua en los pies mejor. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Se huele el mar y la vida. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria del Carmen, tu opinión es de peso sin duda, porque viene de una buena escritora. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Buen poema, el sentir, el percibir, que tantos olvidan, Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan por tu comentario. Un saludo!!!

      Eliminar
  8. Juan Carlos Muñoz27 de mayo de 2013, 19:54

    Un poema que invita a la reflexión personal, mirando al mar, al cielo azul, a las olas que vienen y van. Fantástico. SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario Juan. Cosas que salen de dentro..Saludos

      Eliminar
  9. Un poema hermoso que nos invita a la reflexión sobre la vida y la tranquilidad. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Carlos por comentarlo. Muchas gracias.

      Eliminar
  10. Me gustó respirar la orilla del mar, muy bonito... que tranquilidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo sintieras, muchas gracias por comentarlo Jose, un abrazo.

      Eliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs