Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

jueves, 21 de marzo de 2013

¡Tan solo por un segundo!


Desde aquel momento cuantas veces me he preguntado, ¿qué fuerza puede tener una mirada?, porque la tuya desmanteló mis pilares, mi organigrama perfecto, mi equilibrio, mi sensatez. Ella fue la responsable de todo, ¡Dios que osadía!, yo tan segura de mí misma y ella va y me destruye, relegándome al vacío, a la oscuridad; la extraño y a penas la conozco, aunque la reconocería entre miles. Ella, la causante de mi nostalgia, nunca sabrá hasta que punto me poseyó, pero ya  nunca se fundirá con la mía. Yo debo seguir un camino trazado, no puedo fallar. Aunque confieso que hubo un segundo en el que me hubiera entregado a ella, cuando no fui capaz de controlar mi cordura, pero el raciocinio volvió y ¡la ahuyentó de mi lado!   
 

Escrito por:
Angustias De Las Cuevas

15 comentarios:

  1. JUAN CARLOS MUÑOZ22 de marzo de 2013, 21:07

    Estupendo microrrelato, Angustias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nuria, gracias Juan Carlos, me satisface que os guste. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un microrrelato sobre la disuntiva entre hacer lo que nos pide lo que nos gustaria hacer y lo que debemos hacer. A veces esa disyuntiva, como en este caso, es muy amarga. Muy conseguido


    Fernando Sancho Casañ

    ResponderEliminar
  4. Sí Fernando de eso se trata, a veces el destino te juega malas pasadas, y se debe priorizar a la hora de tomar decisiones. Gracias por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Es muy interesante el poder de una mirada. Gracias por tratarlo.

    ResponderEliminar
  6. Si Juan,en algún lugar he leído que el primer beso se da con la mirada, ¡demasiada fuerza!!!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Angustias: yo creo que la mirada es el espejo del alma del ser humano. Precioso micro-relato. te admiro porque yo no puedo escribir nada que tenga menos de 100 hojas y 5 personajes minimo, a menos que sea un articulo, jajja...

    ResponderEliminar
  8. Esta es la esencia de lo que consiste un microrelato. Capto muy bien la incertidumbre del narrador en esos momentos angustiosos. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, los microrrelatos a veces consiguen provocar emociones. Al menos esa es la intención, o como tu bien dices, esa es la esencia del microrrelato.

      Eliminar
  9. Gracias Gontxu, a veces escribo relatos, otras microrrelatos y también novelas de doscientas setenta páginas, como es el caso de mi penúltima novela.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades Angustias. Cuánta pasión en tan pocas líneas. Intenso y volcánico, como cualquier amor de los buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Faustino, despertar emociones es todo un reto, a veces se consigue, otras no, pero así es la vida de los que nos dedicamos a escribir. Muchas gracias por leerlo. Un saludo.

      Eliminar
  11. interesante, me gusto, algo difícil de hacer, saber lo que pudo ser, y aun así pasar de ello... inteligencia emocional, quizá! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, sí, quizás se trate de inteligencia emocional..., todo puede ser....Saludos!!!

      Eliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs