Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Semidesnudo Angelical.


I

Del rostro, te ensimisma la ternura,

que arrastra a cavilar al pensamiento,

te embriaga la viveza del pigmento

en la seda; y su cándida tersura.

¡¡Al estético cuerpo, la hermosura

que el cerdamen le dio en cada momento,

lo elevó a tal belleza y prendamiento

de esta estampa sensual hecha escultura!

¡De ese inocente pecho que se airea,

que le da libertad a quien lo crea

a base de matiz “asalmonado”.

Va naciendo del brillo y del color

un profundo y reverente amor

que admirarlo de cerca no es pecado!!  
 
II
 
Ese airoso moldeo de peinado

del que el flequillo atrae a la mirada

y esa pose elegante y refinada

son un laurel de excepcional calado.

El verdor de los ojos, de otro lado

te llevan a un trasueño ya de entrada;

mientras la seda en frunces cual cascada

se vierte por la espalda hacia el costado.

Tras despertar del sueño sigues viendo

lo que dejaste atrás, que sigue siendo

un caudal de elegancia y de beldad.

Nos habla su ademán con su mudez,

nos deja ensimismados su esbeltez

con toques de llaneza y probidad
 

III

 
Este semidesnudo angelical

me roba la mirada y hasta el sueño,

hace que vea el mundo más pequeño

porque él ocupa el plano principal.

El cerdamen le dio vida inmortal,

puso en su creación todo su empeño,

el femenil pincel ciudadrealeño

lo plasmó tal cual es, ¡justo y cabal!

Y aquí se ve, mostrando su belleza,

su tierna desnudez hecha majeza

que te arrastra a los pies de su figura,

¡No puedes deshacerte de ese encanto,

cala en tu pensamiento, tanto y tanto

que, te impulsa al umbral de la locura! 
 


 
 
¡ESTE PINCEL AUDAZ Y CAPRICHOSO

NOS DEJA ESTE DECHADO TAN PRECIOSO…!

 Rosa María, PINTORA DE PINCEL FIRME,

QUE SU TRAZO EMOCIONA.-

 
 
 


Por:
Manuel Mejía Sánchez Cambronero. 

8 comentarios:

  1. El soneto, la métrica que sublima al amor. Precioso poema

    ResponderEliminar
  2. Manuel MEJÍA SÁNCHEZ-CAMBRONERO13 de febrero de 2013, 21:21

    Gracias amiga Nuria: Me alegra que a alguien le guste el SONETO, piedra base de las estrofas clasicas, aunque por desgracia haya por ahí gente que lo está crucificando a diario; y lo peor de todo es que no lo reconoce y sigue (erre que erre)y peor además es que lo hacen con el resto de las estrofas sin ningún pudor (es una pena)...
    Manuel MEJÍA SÁNCHEZ-CAMBRONERO

    ResponderEliminar
  3. Una poesía que se acomoda a los ojos: romántica y hermosa. (No le hagas caso, los que critican el soneto... "poesía eres tú" y el resto que ladre que sigue siendo señal que cabalgamos Sancho.)

    ResponderEliminar
  4. Manuel MEJÍA SÁNCHEZ-CAMBRONERO14 de febrero de 2013, 20:14

    Gracias amiga Caliope: Mi forma de escribir de cualquier tema, bien en verso o en prosa es amparándome en los grandes escritores ( poetas o prosistas), de esta manera se puede escribir de cualquier cosa, con belleza, que es lo que debe haber en la buena Literatura, no escribir por escribir por ejemplo: aquí arranco, aquí paro, aquí me caigo un renglón más abajo, aquí rimo en asonante o consonante porque me apetece, aquí plasmo ripios, aquí le doy nombre de SONETO a cualquier enjendro, crucificando a esta ejemplar estrofa y ese todo vale que existe últimamente, formando una especie de persina de renglones unos debajo de otros, que es ni más ni menos que esa SILVA, igual a selva, sin atenerse precetiva en ningún caso, ni poética ni de otro tipo (o sea al libre albedrío)...
    Seguiré tu consejo aunque por edad, perfectamente podrías ser mi nieta.
    Un amistoso abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sigo siendo muy poco para los poemas (por eso no escribo), pero es un intenso relato para estos días. Muy bueno Manuel!

    ResponderEliminar
  6. Como Carlos, yo también soy un profano en la materia, pero son unos bellos versos.

    ResponderEliminar
  7. Un hermoso soneto, lleno de admiración ante una esplendorosa belleza femenina, que por si sola, es motivo mas que suficiente apra desnudar la engalanada inspiración del alma.

    TRINA LEÉ DE HIDALGO

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs