Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

miércoles, 13 de febrero de 2013

“Mi querida Donaliza"


         “Mi querida Donaliza"

Te escribo esta carta, con miedo a que la destroces, para expresarte cuanto te echo de menos y que me consuele en mis momentos de nostalgia. 

 Ya no tengo nada que perder porque ya no tengo nada, ya no tengo tu confianza, ya no tengo tu amistad, ya no tengo tu amor. Por eso te tengo que contar mi verdad de mi boca, la verdad de mi corazón lo que tengo dentro de mi alma. No más mentiras. Es cierto que Mari, tu amiga, me vio que estaba con otra mujer. Es cierto que estuve con esa mujer, Bereniza, bebiendo unas cervezas, hablando de nuestra tierra que tanto añoro. Es cierto que esa mujer, Bereniza, es amiga de mi hermana Teresa. Es cierto que esa mujer, Bereniza, esta felizmente casada. Es cierto que esa mujer, Bereniza, tiene dos hermosos niños.  

No dejes que nuestra lejanía y la verdad a medias de tu amiga Mari, no separe todavía más. 

Yo, no sé si podré recuperar tu confianza, no sé si me podrás volver amar. Lo que sí quiero recuperar es tu amistad. Te echo de menos Donaliza, al otro lado del inmenso océano mi mente sólo piensa en tu cuerpo, en tu pelo de fino lino, en tus dulces ojos, en tus labios de caramelo, en las caricias de tus manos, en tus esbeltas piernas. 

 Pienso en todas tus miradas cuando tus ojos penetraban en mi débil alma. Pienso en todas las sonrisas que tu boca regalo al viento y con esa brisa me enamore de tu alma. Pienso en todas las caricias de tus fuertes manos, esas suaves caricias encendían mi alma. Por obtener uno de tus besos de caramelo mi débil alma te robo una sonrisa cuando tus ojos intuían nuestro amor. 

 Cuando nuestros corazones eran solamente aliento de nuestro amor. Tuvimos que separar nuestras almas porque yo tenía que partir al lejano horizonte al otro lado del maldito océano, que nos separa. En la lejanía, en el otro lado del mundo mis pensamientos son tuyos. Los sueños míos, al dormir sueño contigo. Sueño con estar a tu lado. Sueño en cruzar el océano en un barquito de papel. Sueño que mi alma sale de mi cuerpo y cruzo el océano como si fuera un charco para reunirme contigo y poder ir a tomar una cerveza en UTICYACU en Lima o ir los dos a CHIMÚ a ver una de esas películas de nuestra juventud, en el cine donde nos dimos nuestros primeros besos de caramelo y soñábamos con la frágil felicidad. Sueño que me acompañas a mi pueblo Santa Cruz, te presento a mi familia y lo celebramos comiendo arroz con pollo, bebiendo unas cervezas Cristal. Sueño con los paseos que nos dábamos de la mano por la bella playa de Ancón. Los dos de la mano anduvimos sin dirección, nuestras almas nos llevaban al riachuelo del dulce amor, en su orilla había una pequeña praderita de margaritas. Nos abrazamos. Sueño que acaricio cada curva de tu cuerpo. Sueño que te vuelvo hacer el amor. Cada noche estoy contigo en mis sueños, siento el aroma de tu alma, en mis oídos suena el susurro de tu suave voz. 

Al despertar me doy cuenta que estoy al otro lado del mundo y todos mis sueños se desvanecen. En la lejanía sólo puedo pensar en ti. Ya no tengo nada, ya no tengo tu confianza, ya no tengo tu amistad, ya no tengo tu amor. Espero que no hayas roto la carta. Espero que me creas porque tú eres mi verdad, tú eres mi único pensamiento, tú eres a la única mujer a la que amo. Al mirar tu fotografía, mi mayor tesoro, lloro por la soledad que tiene mi alma. Lloro porque es la única forma que tengo de ver tu rostro. Lloro porque es la única forma en la que te voy a poder tocar.  

Tu fotografía la escondo de bajo de mi almohada para tenerte cerca en mis sueños. Lloro al saber que tú no quieres saber más de mí.

 Perdóname, en ningún momento he querido dañar tu corazón. Sabes que yo te quiero y me da igual que entre nosotros haya océanos de fuego, mi alma los cruzara en un barco de papel. La fuerza de nuestro amor impedirá que arda el último barco y con la sonrisa de tu alma surgirá una dulce brisa, que hará surcar por el océano del olvido al barco de papel sin miedo a naufragar. Sabes que para mí tu amistad es lo más importante de este mundo, si no me puedes volver a amar por favor no dejes de ser mi amiga. Que la distancia entre nosotros no rompa nuestra amistad. Yo necesito saber de ti, de cómo te va tu vida. Por lo menos déjame llamarte para oír tu suave voz. Sabes que yo confió en ti y tú puedes confiar en mí. Si tienes alguna duda pregúntame a mí. Yo con el amor que siente mi corazón te diré la verdad.
 
No dejes que terceras personas respondan por mí.  

Te necesito Donaliza, eras tú, la que me das los abrazos en los malos momentos y guardas mis pequeños secretos. Eras tú, la que con tus besos  de caramelo consigues que mi corazón palpite con fuerza y nuestras almas se fusionen para sentir el  verdadero amor que nada ni nadie nos  lo podrá arrebatar, ningún océano de desconfianza nos podrá separar, yo te necesito Donaliza. Por favor respóndeme a mi carta, te echo de menos. Y contesta a mis preguntas:

¿Donaliza, has dejado de amarme?,
Yo, te amo.
¿Donaliza, has dejado de confiar en mí?,
Yo, te amo.
¿Donaliza, he perdido tu amistad?,
Yo, te amo.
¿Donaliza, por qué no cruzas el océano por mí?,
Yo, te amo. 

Yo sin ti no soy nada, sólo un hombre solitario, con un tesoro, tu foto para poder recordarte. 

Tiernamente, "Walter”.


         Posdata: Dedicado a Donaliza, mi amor verdadero.

 
Mi soledad.

 
 Mi alma en completa soledad de hielo,

En un silencio atronador,

Sólo roto por la chispeante lluvia,

Que forma charcos de miedo.
 

La soledad eclipsa mi mente,

Con la claridad de la luna

Veo tu rostro en todos los charcos,

Que forma la tormenta.
 

Un espejismo,

   Los pasos de la gente, que no se detienen,

Fraccionan tu imagen en mil pedazos,

Lloro a la luna, aullidos de soledad.
 

Rodeado de rostros desconocidos que me miran,

En sus ojos se refleja mi soledad,

Evaden los charcos para no impregnarse de miedo.

Dejándome a solas con mi espejismo.
 

Sólo en mis sueños puedo tocar tu rostro,

Tu fragmentada imagen se convierte en carne

Y puedo volver a probar tus labios de caramelo.

Mi alma vuelve a sentir calor.
 

Al despertar vuelve el miedo helado,

Los aullidos de mi alma y los silencios,

Me quedo sin tus besos de caramelos,

La soledad de hielo impregna mi alma.
 

Por lo menos al dormir no estaré solo,

Podré compartir con mi espejismo mis sueños.   

La soledad eclipsa mi mente,
 
Sueño despierto y vivo dormido.
 
 
 
Escrito por:
Manuel Barranco Roda

14 comentarios:

  1. Muy hermoso y a la vez triste, el amor y el desamor, la duda, ¿me amara o no? desojar una margarita, ¿me quiere o no me quiere? eterna duda....siempre estuvo ahí la duda de los enamorados y siguirá estando. Recuerdas: Romeo y Julieta, Calixto y Melibea...ellos también dudarón del amor....me ha gustado mucho, feliz día, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuela, un beso Grande.
      M.BR.

      Eliminar
  2. amor obsesivo, destructivo en parte pero bien narrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo cordial, gracias por su comentario.
      M.BR.

      Eliminar
  3. Donaliza, por favor, perdona a tu hombre! Fue sólo un desliz...Ay, el amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gontxu, por su comentario. Saludos.
      M.BR.

      Eliminar
  4. Manuel, al final vence siempre el amor, o al menos eso es lo que necesitamos creer. Triste el relato, sembrado el autor.Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo creo, con todas mis fuerzas. Gracias por el comentario. Abrazos
      M.BR.

      Eliminar
  5. Triste... pero el amor es una suma de sentimientos tan encontrados que pasamos de la pasión a la ternura y de los celos a la obsesión. Hermosamente escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caliope,,, un Besazo...
      M.BR.

      Eliminar
  6. Es una carta con un final abierto. Sin embargo, tal como sucede siempre, el amor se debe nutrir y habrá que ver si las esperanzas de este joven por su musa Donaliza se recuperan. Gracias Manuel por el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias i por tu comentario. ABRAZOS FUERTES
      M.BR.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Juan por tu comentario. Abrazos
      M.BR.

      Eliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs