Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Buenas intenciones

Mi mamá trajo el ocote de la covacha, atiza el fuego  del pilón de leña. Mi viejo ya trae el sombrero colgando en la espalda, espera el itacate pa’ ir a la sembrada.
 
Divisamos la luna anoche y a según hoy habrá buen tiempo.


Mi apá dice que hay que rajarse la crespa en la parcela… desdi antes yo he querido ayudar; pero mi tata me mandó a la escuela.
Queda relejos  mi escuela, no le aunque voy. Allá me enseñaron hablar español, ya merito aprendo a leer y a escribir… me gusta más ir a la laguna a buscar tegogoles , agarrarchopontiles , masticar coyol, jugar con los grillos y escuchar  historias de haneques.
Los chilpayates como yo van al campo; pero dicen  que debo aprender muy bien  la castilla y todo lo que enseñan pa’ que nomás crezca y ayude a mi pueblo, dizque soy muy listo.
Ya no es como antes, que la tierra era pa’ milpa, aquí ya casi todo es puro zacate y otra mata que no podemos decir  su nombre… ¡todo es pa’ l ganado de Don Marcelo, no le importa que haiga retiharta hambre.
Mmm, ya huelen las tortillas de máiz, ya las sacan calientitas del comal. Voy a llenar las jícaras con agua fresca  pa´ la jornada.
 
Elizabeth Larrañaga
 
 
 
 
 
 





Buenas intenciones


Mi mamá trajo el ocote* de la  pequeña bodega, atiza el fuego de la leña apilada. Mi viejo ya trae el sombrero colgando en la espalda, sólo espera la comida que llevará  para ir al campo a sembrar.

Miramos a la luna y creemos habrá buen tiempo. **

Mi papá dice que hay que esforzarse mucho  para trabajar la parcela… desde hace tiempo he querido ayudar; pero mi padre me envió a la escuela.

Mi escuela está muy lejos;  pero aun así voy. Allá me enseñaron hablar español, pronto aprenderé a leer y a escribir… me gusta más ir a la laguna a buscar tegogoles*** , agarrar chopontiles , masticar coyol, jugar con los grillos y escuchar  historias de chaneques.

Los niños de mi edad van a trabajar al campo; pero dicen que debo aprender muy bien el castellano y todo lo que enseñan para que cuando crezca  ayude a mi pueblo, porque dicen que soy muy listo.

Antes la tierra era para la siembra de maíz, ahora es para pasto y otra hierba que no podemos nombrar… ¡todo es para el ganado de Don Marcelo!, a él no le importa que tengamos hambre.

Mmm, ya huelen las tortillas de maíz, ya las sacan calientitas del comal. Voy a llenar las jícaras con agua fresca  para comenzar la jornada.
 
Elizabeth Larrañaga
 
Nota del autor: La segunda versión se escribió para la mejor comprensión del texto  de lectores que no están familiarizados con el lenguaje.
*Ocote: Es un árbol resinoso, el corazón es rojizo y combustible; por eso se utiliza para encender el leño.
**Las personas mayores, indígenas o mestizas, tradicionalmente miran la luna y por el halo, las nubes y otras características puede pronosticar el tiempo del día siguiente.
***Tegogoles son caracoles de agua dulce, especies nativas, así como chopontiles que son tortugas muy agresivas y el coyol que es un fruto de una palmera que tiene espinas, es muy baboso y en el centro, la semilla es un coco pequeño muy delicioso.
El nixtamal es un preparado de maíz cocido, que se muele  y esa masa es la que se utiliza para hacer tortillas en el calor del comal que es hierro templado. La jícara es un fruto, como la calabaza; pero en forma de pera de gran tamaño, se utiliza como recipiente para llevar agua, se conserva fresca ya que aísla el calor que provocan los rayos del sol en el campo.
 
Gracias
Elisabeth Larrañaga



1 comentario:

  1. Me gusto mucho Elisabeth.
    En toda la Tierra, pasa igual los pobres son pobres y lo ricos, ricos. Despues estan los buenos que quieren cambiar a esos pobres indigenas a su forma sin darse cuenta que en su estado natural son felices.


    Un beso, me gusto mucho.
    .Manuel Barranco Roda

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs